Me gusta tanto lo que haces que te doy la oportunidad de hacérmelo gratis

 

“Me gusta tanto lo que haces que te doy la oportunidad de hacérmelo gratis.” ¿Cuántos de nosotros hemos escuchado en algún momento de nuestra vida esta frase? Seguramente muchos. Y últimamente, ¡aún más!

Sin maquillar lo que pienso diré que considero que este es un gran cáncer de nuestra sociedad (por lo meno uno muy importante de entre unos cuantos).
Pensar y esperar que los demás te regalen su tiempo, su esfuerzo y su trabajo de forma gratuita o esperando recibir algún día un porcentaje de unas ganancias que quizá vayan llegando es algo que, en muchas ocasiones, mortifica a quien lo pide y dignifica a  quien lo rechaza.

Uno de los motivos por los que nunca he trabajado gratis —y jamás lo haré— es porque considero que el el propio cvalórateoncepto es equivocado, o muchas veces se entiende de una forma equivocada. Me explico, según mi manera de ver las cosas, existe una enorme diferencia entre trabajar gratis y regalar trabajo.

Trabajar gratis puede tener muchos efectos. Estos son algunos de ellos:

  1. Si una persona es capaz de aprovecharse de tu tiempo, nunca será capaz de valorarlo.
  2. La autoestima de una persona que trabaja gratis, desde el mismo momento en que comienza a hacerlo, baja. Y es algo lógico si tenemos en cuenta que no encuentra recompensa alguna a sus esfuerzos.
  3. Podría correrse la voz de que esta es su forma de hacer las cosas y entrar en un peligroso círculo que en nada beneficiaría a su carrera profesional.

Una cosa es el trabajo y otra, muy diferente, es la ayuda a quien la necesita. Pero en este caso, yo lo llamo “regalar trabajo“; y es algo que se hace de forma incondicional y sin esperar absolutamente nada a cambio.

En más de una ocasión me ha pasado de ayudar algunos clientes a desarrollar su actividad o negocio sin cobrar ni pedir nada a cambio. Se trataba, en todo caso, de personas que consideré que necesitaban ayuda en un momento determinado… y me conformé que me pagaran con un buen café.

¡Pero eso fue un regalo!

en ningún momento les dije que les había ayudado gratis.

Es posible que te encuentres ante algún caso diferente, en el que alguna persona te proponga invertir tu tiempo, esfuerzo y trabajo en el desarrollo de un negocio que mañana podría transformarse en el Facebook del futuro… Y ante un caso con estas características, tu tiempo invertido de manera gratuita pasaría a convertirse en oro…. obviamente no vayamos a perder esta ocasión!!!

Si te encuentras en una situación similar o que te hace dudar a la hora de tomar la decisión de si trabajar o no gratis, te propongo que trates de analizar y valorar en profundidad estas diez cosas:

  1. ¿Cuánto tiempo hace que conoces a las personas que forman parte de ese proyecto?
  2. ¿Se trata de personas que consideras compatibles con tu forma de trabajar?
  3. ¿Analizaste bien el plan de negocio del proyecto?
  4. ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de ese modelo de negocio en el que te han propuesto trabajar?
  5. Intenta mirar a 2 o 3 años en dirección al futuro… ¿Es posible que algún competidor mucho más fuerte que tu llegue a hacer lo mismo y queme todo el esfuerzo invertido?
  6. Averigua si es realmente cierto que no hay disponibilidad financiera para pagarte, porque si se da el caso que sí la hay, tienes un mensaje claro que el propio emprendedor no cree en su proyecto… Y así, ¡mal vamos!
  7. ¿Conoces el sector en el que opera o pretende operar esta empresa? Si lo conoces te será mucho más fácil valorar si se están haciendo bien las cosas…
  8. ¿Es un sector que realmente te gusta o estás tratando de que te guste porque es un sector en expansión? Trabaja en lo que de verdad te gusta, tu pasión te permitirá aguantar mejor el tiempo que le vas a invertir.
  9. ¿Tienes cubiertas ampliamente todas tus necesidades básicas? Esto es muy importante, no puedes invertir tiempo en algo apostando en beneficios eventuales cuando todavía no tienes cubiertos tus gastos fijos.
  10. ¿De dónde recortarás el tiempo para dedicar a esta actividad? ¡No lo quites del ocio y tiempo libre!, todos necesitamos desahogarnos y tener posibilidad de relax.

Si has analizado y valorado bien cada uno de estos diez puntos, estoy seguro que ahora tendrás todos los elementos necesarios para decidir si estás en situación de poder REGALAR tu tiempo y horas de trabajo!

Abrazo

Erick

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.