¿A qué estás dispuesto?

como emprender

En el post de hoy quiero enseñaros un vídeo que he grabado hace tan sólo unos días sobre el concepto “emprender”.

Seguramente a vosotros, como a mí, os ha pasado que cada vez con más frecuencia encontráis en internet contenidos que invitan a emprender con la motivación de lograr ser dueños de nuestro tiempo, poder trabajar desde casa (o desde donde queramos), tener mayor libertad, etc. Todo eso está muy bien, pero muy pocos de estos contenidos hablan claramente de la otra cara de la moneda… internet es un ámbito propicio para la emprendeduría, sí, pero no es un lugar mágico que permite a cualquiera solucionar su vida sin hacer gran cosa; requiere de un proyecto con enfoque, de una buena planificación, de mucha paciencia, perseverancia y trabajo duro (como cualquier negocio offline). Es este el motivo por el que he querido y me he decidido hacer este vídeo…

¿Por qué quieres emprender? Hazte a ti mismo/a esta pregunta y respóndete con sinceridad. Analiza los verdaderos motivos… y de antemano me  tomo el atrevimiento de decirte que si tus motivos están relacionados con la complicada situación que vives con tu actual jefe o con no tener actualmente empleo, por ejemplo, mal vamos. Pero si tus motivos son de peso, crees que emprender es tu camino y estás decidido/a y dispuesto/a a dar un giro a tu vida profesional, lo primero que debes saber es que la paciencia será una necesaria compañera en este viaje.
Celebra tu decisión y trata de evitar tomar decisiones a la ligera y de forma impulsiva, pero tampoco te duermas sin  pasar a la acción.

Da rienda suelta a todas tus ideas de negocio, pero no las dejes escapar, anota cada una de esas ideas si es necesario, posteriormente te pueden ayudar a definir tu plan de negocio. Analiza todos los detalles, hasta el más pequeño es importante… Y mientras llevas a cabo todo este análisis sobre tu nuevo negocio, puedes mantener tu trabajo —si tienes—, porque hasta que llegue el día en que puedas poner en marcha tu proyecto y comience a dar frutos, tendrás que seguir viviendo.

A la hora de emprender “si quieres ir rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado.” Comparte tus ideas con tus familiares y amigos, trata de compartir tu experiencia con otros emprendedores y crea una buena red de contactos… todo ello te ayudará a mejorar y pulir tu proyecto. Y por el camino, si tienes la posibilidad de ayudar a alguien, no dudes en hacerlo, todo te regresará en algún momento y con intereses.

Si definitivamente estás listo/a para comenzar, ponte objetivos a corto, medio y largo plazo. ¡Y ve hacia ellos! Trata de dar cada día un pasito hacia adelante que te acerque a cada uno de esos objetivos.

Un consejo: aléjate de personas tóxicas que sólo ponen piedras en tu camino y rodéate de personas positivas y sinceras.

Si crees en ti y trabajas duro, estoy seguro que lo podrás lograr. No te pongas límites y sigue tu intuición, nunca te fallará.

Espero que te guste y te sea de ayuda el vídeo…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.