Entradas

SEO: Las keywords son importantes, pero no lo son todo

black-hat-seo

Cuando nos enfrentamos a cualquier plan o estrategia SEO, siendo realistas, debemos saber que un correcto análisis de las palabras clave es vital para el éxito de esa estrategia. Sin embargo, es frecuente encontrar compañías, clientes e incluso profesionales obsesionados con las keywords en el SEO… Y lo cierto es que caer en ello, puede llegar a ser contraproducente, ya que nos puede llevar a prácticas obsoletas en el mejor de los casos, ilegales para los que van más allá; un buen ejemplo de ellos es el keyword stuffing.

No es mi intención entrar en cada una de las posibles estrategias nada recomendables, pero ya que he mencionado como ejemplo el keyword stuffing, quizá corresponde aclarar lo que es…

El keyword stuffing es una técnica black hat SEO (intento o intención de mejorar el posicionamiento en el gran buscador, Google, recurriendo a técnicas poco éticas o que no encajan con las directrices del propio Google) a través de la que se intenta redactar un texto cuyo objetivo es lograr una gran densidad de palabras clave para así darle más relevancia a esa palabra. Esto consiste, básicamente, en introducir la palabra clave un alto porcentaje de veces en un texto frente al número de palabras totales que lo componen.
Es muy fácil calcular de densidad de palabras clave. Por ejemplo, si tenemos un texto de 100 palabras e introducimos en él la palabra clave 5 veces, el porcentaje es del 5%.
Lo cierto es que no existe un porcentaje ideal de densidad de palabras clave. Al escribir, un término puede aparecer de forma natural en un texto con mayor o menor frecuencia… Sin embargo, Google penaliza que los textos se manipulen para que en él aparezca más veces una palabra clave. Así que, ¡cuidado con esto! 😉

Si recurrimos a la práctica de llenar de keywords nuestra web o blog, inevitablemente nuestros textos y artículos parecerán artificiales, resultarán más complicados de leer y entender por los usuarios, Google lo detectará sin gran esfuerzo y acabará penalizándonos por ello.

Prácticamente lo mismo ocurre con los resultados que aparecen en Google que cuentan con títulos y descripciones compuestos por listados de keywords… Estos contenidos suelen tener un menor CTR y un un porcentaje de rebote más elevado.

 

A este respecto y a mi modo de ver y entender este mundo:

  • Si no eres un experto en SEO y estás pensando en recurrir a algún profesional, desconfía de aquellos profesionales o agencias que te prometen aparecer entre los primeros resultados de búsqueda de forma fácil y rápida. Las consecuencias de una mala praxis en este sentido pueden ser nefastas para tu negocio.
  • Si eres el responsable o tienes a alguien a tu cargo que se encarga de este aspecto: asegúrate de que se lleva a cabo un buen trabajo y ten y transmite algo de paciencia ante los resultados.
  • Y sobre todo: recuerda siempre que detrás de cada pantalla hay una persona, es a ellos a quien te diriges; por tanto, escribe para las personas, no para los Bots.