Entradas

¿Cómo impulsar una web corporativa?

Cómo impulsar una web

Tanto si eres un nuevo emprendedor como si eres responsable de una empresa que tiene ya un recorrido en la Red, estoy seguro de que quieres optimizar tu presencia online. Y es que, toda marca o empresa requiere de ese extra de presencia y cobertura social para potenciar su éxito a nivel comercial. Sin embargo, apostar por una web no es tarea fácil, al menos no tan fácil como puede parecer, ya que es necesario mucho más que elegir un dominio, precisa de un trabajo extenso y constante dentro de la web que permita potenciar las estrategias de marketing.

Claves para potenciar una web corporativa:

1. Un planteamiento adecuado

Es fundamental entender que el mercado ha cambiado de ubicación, o por lo menos ahora tiene varias, y una de ellas es internet. Las empresas que no han entendido esto, que no den la importancia necesaria y saquen partido a sus soportes online, acabaránn viendo como la confianza de sus clientes se ve resentida.

Una web corporativa debe cuidar cada detalle, desde la adecuada distribución de cada elemento visual dentro de la misma, pasando por cuidar la arquitectura de la información que la página ofrece a los usuarios que llegan a ella, hasta el recurrir a elementos que permitan un acercamiento a los clientes potenciales haciéndolos partícipes del proceso de comunicación.

2. Contenidos de calidad

A estas alturas ya nadie duda del poder y la efectividad de los contenidos. Por ello, contar con un blog corporativo que ofrezca a los clientes y potenciales clientes contenidos que les aporten valor, se puede convertir en el principal motor para impulsar la web y la captación de clientes.

Eso sí, para que la estrategia de contenidos sea efectiva, debe  ir acompañada de una web orientada a la conversión: llamadas a la acción, las imágenes, la elección de los colores, la implementación de formularios; son solo algunas de las claves que permiten impulsar la web de la empresa.

3. Medición

Medir es la base de cualquier página web optimizada. Sin un análisis contante y regular es imposible conocer el comportamiento de los usuarios y, por tanto, desconoceríamos en qué punto estamos y las medidas adecuadas para alcanzar los objetivos.

Pero el análisis de nuestra web y los datos, además de ayudarnos a conocer el comportamiento de los usuarios (tráfico, visitas únicas, porcentaje de rebote, mapas de calor…), permite optimizar la reputación online de la marca, elevar la calidad responsive, etc.