Entradas

Cómo tener un blog que sobresalga

blog-existoso

Cuando hablamos de blogs, ya sean personales o corporativos, la competencia es realmente abrumadora. Profesionales y empresas han empezado a entender la importancia de los contenidos y han trazado sus propias estrategias (algunas mejor planteadas que otras) al respecto en las que, el blog, es una de las mejores herramientas que manejan.

Siendo conscientes de que la competencia es muy grande y muy fuerte, si quieres sacar partido a tu blog y marcar la diferencia a través de él, es necesario que elabores un buen plan. Por experiencia sé que solo sobresalen los que cuentan con una buena estrategia y no hacen por hacer, sino que están dispuestos a hacer las cosas bien.

La gran pregunta que todos nos hacemos es «¿por qué unos blogs destacan y sobresalen y otros no?»
Lo cierto es que existen muchas temáticas y factores que influyen, pero si analizamos blogs de éxito, veremos con claridad que existen ciertos patrones que tienen en común; por lo tanto, están contribuyendo a ese éxito:

Una imagen vale más que mil palabras

La inmensa mayoría de los blogs exitosos cuentan con un buen diseño y una imagen muy cuidada. Incluso me atrevería a ir un poco más allá y decir que cuentan con una imagen adaptada y personalizada.

Y es que no se trata solo de tener una imagen atractiva, sino que permita a los demás identificarnos a través de ella. Me refiero a que han hecho que el blog forme parte de su identidad corporativa, logrando que, incluso eliminado su nombre o logo de la web, los usuarios sean capaces de reconocer de qué marca se trata.

Contenidos de calidad

Lo he comentado en multitud de artículos, los contenidos que ofrecemos a las personas que nos siguen, los usuarios, nuestros clientes o potenciales clientes, deben ser originales y de calidad. Deben serles útiles, resolver sus dudas o inquietudes, aportarles valor.

Si hablas siempre de lo mismo pensando que el simple hecho de publicar artículos de manera regular te va a permitir tener un blog exitoso, estás en un error. Si quieres diferenciarte, destacar entre tantos blogs que ya existen, tendrás que aportar valor ofreciendo cosas diferentes: tu punto de vista, tus experiencias, etc.

Además, no te limites a la hora de crear contenidos, abre tu mente y utiliza todos los formatos que tienes a tu alcance; no escribas solo artículos, crea contenidos a través de vídeos, imágenes, infografías, podcast, etc.

La trastienda de tu blog

Hablamos de diseño, de contenidos, podríamos mencionar la importancia de la difusión de tus posts en las redes sociales, etc. Pero de lo que no se suele hablar tanto es de lo que hay detrás del blog, de todas las herramientas y funcionalidades que nos ayudan a convertirlo en un espacio práctico para los usuarios, funcional, interesante para los que nos leen y también para los buscadores, etc.

Los blogs que funcionan bien, que destacan entre tantos, cuentan con una serie de componentes o pluggings que nos permiten introducir en él nuevas funcionalidades (a veces visibles y útiles para los usuarios; otras veces solo son útiles para nosotros y nos aportan información a los que gestionamos el blog).
A veces, estas herramientas son gratis, pero otras veces no. Y debemos aprender a valorar aquellas que son importantes, necesarias y nos ayudarán a llevar a nuestro blog a otro nivel.

El impacto del contenido en la imagen de marca

content

El contenido se ha convertido en una parte muy importante de cualquier estrategia de marketing digital. Pero lejos de tratarse de una tendencia más, resulta fundamental para obtener resultados concretos y que se pueden medir fácilmente, como puede ser el obtener suscriptores o generar leads de calidad. Pero los contenidos contribuyen también a generar una mayor confianza e incluso a afianzar el compromiso de los consumidores con la marca.

El contenido afecta también a la imagen de marca. Así, una buena estrategia de contenido que aporte valor y de calidad, contribuye a mejorar la imagen de marca y, con ello, ayuda a fortalecer la confianza de los usuarios y consumidores y, de paso, repercute en la intención de compra.

Es precisamente en la calidad y el valor añadido del contenido generado por la marca donde está la clave y lo que marca la diferencia.

En estos momentos, gran parte de las estrategias centran muchos esfuerzos en captar suscriptores. Ahora bien, existe una gran diferencia entre los usuarios que simplemente reciben las novedades y aquellos usuarios que las reciben estando realmente comprometidos con el contenido y la marca. Estos últimos, estarán más predispuestos a leer, a saber más  e incluso a compartir esos contenidos.

Dicho de una manera simple, no se trata de crear contenidos porque es lo que toca. Se trata de generar esos contenidos de una forma original, genuina, creativa y que aporte verdadero valor a los usuarios, clientes y potenciales clientes. Solo así lograremos sacar el máximo partido a una estrategia de contenidos. Se trata de hacer los contenidos una herramienta que permita lograr el compromiso de los usuarios con la marca, que los acerque a la marca.

 

 

Cómo implementar el marketing de contenidos en tu estrategia

marketing de contenidos

Contar con una estrategia de contenidos consisten ofrecer información de valor, útil y relevante a los usuarios, a tus clientes y potenciales clientes. Se trata, al fin y al cabo, de establecer una comunicación efectiva con tu audiencia.

¿Qué necesitas para comenzar tu estrategia?

Lo primero que necesitas es saber lo que quieres. Por lo que antes de comenzar a crear contenidos lanzarlos a la red, es importante que tengas un objetivo bien definido.

¿Qué quieres conseguir con esos contenidos?, ¿quieres informar a los usuarios?, ¿quieres simplemente entretenerlos?, ¿quieres convencerlos de las bondades de tu producto o de que tus servicios les serán muy útiles? Dependiendo de lo que quieres, tus contenidos deben tener un enfoque concreto.

Además, necesitas dos cosas fundamentales para que tus contenidos sean útiles y de interés para tus usuarios y efectivos a la hora de lograr tus objetivos:

  1. Hablar con propiedad y conocer muy bien el tema del que hablas o estar muy bien informado.
  2. Conocer muy bien a tu cliente para poder ofrecerles lo que realmente les interesa.

¿Para qué generar contenidos?

A través de los contenidos que creas es tu web o blog puedes informar a los usuarios de lo que está ocurriendo en torno a tu marca o tu sector, les puedes motivar u ofrecer algo que les inspira, les puedes enseñar lo que sabes… Y ello te permitirá acercarte a tu audiencia, lograr que tu relación con ellos sea más estrecha y que se vaya forjando una confianza. Además, si lo que les ofreces es de valor e interés, lo compartirán y lograrás así llegar a mucha más gente, aumentar tus comunidades y atraer a más clientes.

¿Cómo empezar?

Comienza contándoles historias, informándoles de aquello sobre lo que muestran interés, háblales de anécdotas con otros clientes, ofréceles herramientas…

Regálale a los usuarios toda la información que puedas. Esto, lejos de levarles a no pagar por tu producto o servicio, lo que hace es generar confianza, que confíen en ti o en tu marca.

Y no des por hecho que los usuarios saben lo que hacer después de consumir tus contenidos. Muchas veces no es así, por lo que es conveniente indicar al final lo que esperas que hagan o cómo pueden saber más.

¿En qué formato?

Hoy tenemos a nuestro alcance múltiples herramientas para generar todo tipo de contenidos, desde texto a través del blog; pasando por el audio a través de la creación de podcasts, por ejemplo; imágenes; presentaciones; vídeos o incluso webinars si tienes algo que enseñar y prefieres este método.

El formato depende de ti, de cómo te sientes más cómodo/a, de lo que prefiere tu audiencia, etc.

 

La clave del éxito está en ser tú mismo/a, en tener claros tus objetivos, saber a quién te diriges y enfocarte en tu público.

Sólo contenidos no es suficiente en una estrategia de marketing digital

contenidos

Desde hace ya algún tiempo venimos escuchando hablar y leyendo sobre la importancia del los contenidos en una estrategia de marketing digital y sus múltiples ventajas y beneficios. Y lo cierto es que, una estrategia de marketing digital bien elaborada y adaptada a casa proyecto puede aportar infinidad de ventajas y posibilidades al mismo. Ahora bien, es importante que quede bien claro que el simple hecho de tener un blog y actualizarlo de manera regular no es suficiente y con ello tampoco mejoramos el SEO. El contenido es muy importante porque, entre muchas otras cosas, ayuda a atraer visitas a la web, pero será mucho más efectivo si se acompaña de otras acciones, como una estrategia paralela en los medios sociales o el link-building.

Crear contenido y publicarlo de manera regular sí. Sin embargo, no vale cualquier tipo de contenido. Asistimos a un momento de sobreinformación, por lo que los contenidos deben aportar valor y ser de gran calidad.
Además, es fundamental que incluso el contenido siga una estrategia, debemos, co nuestros post perseguir un objetivo. De lo contrario, por muy bueno que sea lo que publicamos, no nos llevará a ningún sitio, o por lo menos no muy lejos.

Antes de lanzarte a la aventura de escribir y publicar, ya sea en tu blog personal o en el de tu empresa, te recomiendo seguir algunas pautas que te ayudarán a ir en la dirección correcta y alcanzar tus metas.

Lo primero que debes tener claro es quién es tu público objetivo

Esto es fundamental. Debes saber a quién te diriges para poder hacerlo de la manera más correcta, de la forma adecuada y para poder ofrecerles lo que realmente les interesa.

Analiza, analiza y analiza

Quizá me repita demasiado o sea demasiado insistente, pero es fundamental el análisis a todos los niveles en cualquier estrategia de marketing. Y esto, por supuesto, también es aplicable a los contenidos…

Mide, analiza y compara de manera regular para saber cuáles son los artículos que más tráfico llevan hasta tu web, también es importante que sepas qué tipo de artículo es el que más conversiones te genera… Sólo así podrás ir reconduciendo de manera continua tu estrategia, ir creando artículos del interés de tu público y clientes y lograr que tus contenidos, contribuyan a alcanzar los objetivos marcados.