Sobre la reputación online

reputacion-online

¿Qué es la reputación online?

Si tuviéramos que explicar qué es la reputación online en apenas una frase, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que se trata del prestigio del que goza una persona o marca en Internet. Pero hoy quiero hablar con más calma sobre esto de la reputación online, aclarar qué es, para qué sirve, y otros detalles importantes sobre el tema…

Irremediablemente, Internet es un mundo que cuelga en su puerta un cartel de ‘abierto las 24 horas’. Y 24 horas al día 365 días al año, permiten generar en la Red un incesante río contenidos, opiniones… Un río de caudal incontrolable repleto de informaciones que hablan de personas, empresas, productos, servicios… Y los buscadores utilizarán toda esa información para indexar palabras que las relacionan con nuestra persona o marca. Pero la reputación online no consiste sólo una recopilación de informaciones sobre nuestra persona o marca, sino también de un seguimiento con criterio sobre el efecto negativo -o no- de la imagen y reputación de la persona o marca; un seguimiento que se puede controlar y gestionar de tal manera que se puede ‘influir’ sobre dichos contenidos.

Conocer y controlar la reputación online es, al fin y al cabo, ser conscientes del poder y capacidad de influencia que otorga al consumidor la web 2.0, foros, redes sociales, blogs, etc.

¿Es importante la reputación online?

Los costes en publicidad y marketing son un imprescindible a tener muy en cuenta a la hora de construir cualquier marca. Y lo cierto es que en este sentido, muchas veces, la inversión es bastante considerable. E igual de cierto es que Internet y las nuevas plataformas de participación social, han puesto al alcance de los usuarios nuevas herramientas que permiten opinar, informar y comunicar.
Todo lo anterior hace de Internet una plataforma libre y sin límites; pero lo cierto es que el uso de la plataforma no siempre coincide con los intereses personales o empresariales de la persona o marca. Los comentarios y opiniones, por ejemplo, suponen un arma muy poderosa; cuando son positivas son altamente beneficiosas, y cuando son negativas, pueden resultar nefastas para la persona o marca. Y si las opiniones son negativas, conviene poner remedio lo antes posible para intentar que desaparezcan de la Red, o que por lo menos no ocupen posiciones importantes en la misma; de lo contrario, las consecuencias pueden ser fatales.

¿Y en el futuro?

Si hablamos de futuro en la Red, hablamos, indiscutiblemente, de un poder cada vez más fuerte de los consumidores y usuarios. Y es que, cuando el buscador entre los buscadores -léase Google-, ofrece acceso libre a la opinión a usuarios y consumidores, todo cambia. Y cambia al son de la opinión de ellos, de los usuarios y consumidores.
Tal es la fuerza de las opiniones, que cada vez se generarán más y más opiniones y comentarios, cada vez más se crearán más espacios de participación social, cada vez cobrarán más importancia… Y una opinión positiva, ahora -y más aún en un futuro- valdrá un imperio; y una opinión negativa en la red, podría ser capaz de hacer caer un imperio.

¿Cuánto cuesta gestionar la reputación online de una persona o marca?

En este sentido, el coste es muy relativo, ya que depende de muchos factores: sector, volumen de la información que se debe gestionar, localización, complejidad, etc. En cualquier caso, conviene tener muy en cuenta que, siempre resultará mucho más costoso no tomar medidas y precauciones para cuidar la reputación online; y es que, el impacto negativo de la reputación online puede provocar pérdidas y consecuencias irreparables.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.