No te compares

compararse-con-alguien

Dice un viejo refrán que “las comparaciones son odiosas”. Y tanto que lo son…
Pero hay algo en nosotros que nos incita a comprarnos continuamente con los demás. Y lo hacemos.

Todos tenemos algún referente. O varios. Y tener referentes es positivo, puede ser una fuente de motivación, pero solo si lo gestionamos desde un punto sano en el que vemos a la otra persona como ejemplo, sin caer en comparaciones.

Compararnos con otros es una costumbre que puede acabar haciéndonos daño, además de someternos a un estrés continuo y hacernos perder el foco.

Nadie ha dicho que sea fácil deshacerse de ese hábito, pero cuando decides y dejas de comprarte con otras personas, automáticamente la vida se vuelve más relajada, incluso nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos se ve reforzada. Y, sobre todo, cuando dejamos de pensar en los demás y nos concentramos en nosotros mismos, las oportunidades comienzan a parecer y… Sí, ahora sí las ves porque no estás mirando a otro lado, ¡y las puedes aprovechar!

Si tiendes a compararte con los demás, esto puede afectar tu desarrollo y frenar el alcance de tus objetivos. Quizá estos consejos te pueden ayudar a eliminar el hábito de compararte:

  1. Detrás del hábito de andar comparándonos con otras personas se esconde un gran problema: la autoestima se ve afectada.
  2. Para acabar con ese mal hábito, presta atención a los momentos en los que te estás comparando y frena a tu mente, sé consciente, no se lo permitas.
  3. Es importante que aceptes tu situación dese el punto de vista y la convicción que siempre vas a tener posibilidad de cambiar y mejorar lo que desees y te propongas hacerlo.
  4. Si aún no lo tienes, busca un propósito para tu vida.
  5. Sobre todo, debes saber que eres una persona única y especial. No eres igual que nadie y nadie es igual que tú. Hasta donde llegues solo depende de ti.

Por último te recomiendo, cuando te veas tentado a comprarte, que mires atrás y hagas un repaso a todo lo que has conseguido hasta el momento. Si has llegado hasta aquí, puedes avanzar hasta donde te lo propongas, por ti mism@, siendo tú mism@.

 

¡Adelante!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.