Piensa en GRANDE

Piensa en GRANDE

A todos nos ha pasado en algún momento, nos dejamos arrastrar por lo fácil; nos entregamos a la corriente por comodidad, para evitar el esfuerzo de nadar… buscamos todo lo que necesitamos para mantenernos en nuestra zona de confort.

A todos nos ha pasado en algún momento que queremos o hemos pensado en hacer algo nuevo y de forma automática buscamos algún ejemplo, alguna experiencia previa similar en la que hayamos tenido éxito. Si la encontramos seguimos adelante sin ponernos muchos obstáculos; pero si no lo encontramos, comienzan a aparecer y amenazar las dudas.

Lo que solemos hacer -casi- por inercia es buscar, encontrar y ponernos excusas a nosotros mismos, convencernos de que nuestra idea no es tan buena. Tenemos una gran idea y nos empeñamos en hacerla pequeña, el miedo a lo desconocido nos incita y nos empuja a empequeñecerla. Pensamos en lo que, de llevar a cabo nuestra idea, deberemos afrontar; y la magnitud de ese deber nos envuelve, nos abruma, nos asusta… Y luego, cuando estamos a punto de abandonar la idea por culpa de ese miedo, solemos mirar alrededor… y siempre comprobamos que eso que tanto nos asusta, muchos ya lo han hecho, lo han llevado a cabo, se han atrevido y además han obtenido buenos resultados, han salido victoriosos, exitosos. Es en este preciso momento cuando aparece ese odioso sentimiento de frustración.

Nos culpamos a nosotros mismos por no tener el valor de dar ese paso al frente que ha marcado ya el camino y el rumbo de otros que sí han tenido el valor de pensar en grande y dar a su propia idea el valor que merecía. A todos nos ha pasado alguna vez que en nuestra mente sólo rondan preguntas como: ¿funcionará esta idea?, ¿seré capaz de llevarla a cabo y materializarla?, ¿realmente estoy preparado/a?, ¿serán suficientes mis conocimientos y aptitudes?, ¿lo haré bien? Dudas, dudas y más dudas…

Tener dudas e incluso tener miedo, no está mal, es algo normal. Lo que realmente está mal es permitir que ese miedo nos paralice y nos domine. Eso es un gran error. Y para no caer en él, conviene pensar en grande y no permitirnos empeñecer nuestras propias ideas.

A todos nos ha asaltado alguna vez el miedo. Conviene que lo sepas. Pero también conviene que sepas que todos somos capaces de vencerlo. Para ello sólo hay que plantarse frente a él, dar un golpe firme sobre la mesa y convencerte de que puedes hacerlo, decir ‘aquí estoy yo, esto es lo que quiero y lo voy a hacer‘. Ese ‘yo’ interior que repite continuamente ‘no’ debe ser vencido. Revélate contra él. Véncelo. Si no lo haces vivirás a diario echándote en cara a ti mismo/a que no eres capaz, vivirás frustrado/a. Si lo haces, si lo vences y te decides por fin a llevar a cabo tu gran idea, todo cambiará, tendrás una ilusión por la que levantarte cada día; y esa ilusión, como si de un potente combustible se tratara, te dará cada día la energía necesaria para luchar con la motivación de alcanzar tus propios objetivos.

Quizá te sirva de algo mi experiencia. A mí también me ha pasado. He dado ese golpe en la mesa y he dicho ‘lo voy a hacer’. Y lo he hecho. Y, sin duda, desde aquí te animo a pensar en GRANDE.

Termino con una pregunta y una respuesta de dos GRANDES: Dijo Vincent Van Gogh ‘¿qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?‘ y lo que dijo Voltiere puede ser una buena respuesta ‘el que vive prudentemente, vive tristemente‘.

0 commenti

Lascia un Commento

Vuoi partecipare alla discussione?
Fornisci il tuo contributo!

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.