Entrevista a Leonardo Penotti | (@penotti)

Conocer a otras personas que ya han recorrido el camino que tú quieres iniciar, cuando se trata de emprender, descubrir sus experiencias, saber lo que pensaban cuando iniciaron su andadura profesional, lo que piensan ahora, lo que sin dudar volverían hacer y qué aprendizaje han sacado de los errores, es en mi opinión, de gran ayuda para cualquier emprendedor.

Es por ello que he decidido abrir una nueva “ventana” en el blog, un espacio de entrevistas a emprendedores. Y he tenido el placer de conocer y poder abrir esta sección con Leonardo Penotti. (@penotti)

Argentino con raíces italiana, Penotti es  Ingeniero de Sistemas de Información, Consultor I.T. en comunicación y política y emprendedor.


penotti
—Para que todos te podamos conocer un poco más y mejor, ¿nos puedes contar brevemente un poco sobre ti?

—Actualmente vivo en la ciudad de Rosario, Argentina, donde nací y crecí. Soy Ingeniero en Sistemas de Información y Consultor I.T. en Comunicación y Política.

—¿Qué influencia tuvieron tus padres en ti?

— Me crié en un hogar de clase media, trabajadora y sobre todo con mucho amor por parte de mis padres. De ellos aprendí el valor de la palabra, la empatía, el respeto, la honestidad y sobre todo lo importante que es para uno mismo ayudar al otro. Puedo decir que predicaron con el ejemplo, nunca hizo falta que me dijeran nada.

—¿Cuáles son tus orígenes?

— Mis orígenes se remontan hacia el norte de Italia, específicamente a Piamonte, por eso mi nacionalidad italiana además de la argentina, claro está. Mis abuelos tenían carreras y empleos totalmente dispares, litografía, metalurgia, pintura y artes plásticas. Es decir, ninguno de ellos tenía una orientación laboral símil a la mía que disparara mi interés por la Ingeniería, pero sí por las artes en general. Si hablamos de mis orígenes étnicos, como la gran mayoría de los argentinos, corre por mi cuerpo sangre italiana, libanesa, francesa y criolla.

—¿En qué momento de tu vida decidiste que querías ser Ingeniero en Sistemas de Información? 

—Aproximadamente en el último año de la escuela primaria.

—Cuéntanos sobre tus inicios en la carrera de Ingeniería en Sistemas de Información

—Me recibí de Ingeniero en Sistemas de Información en mi ciudad, con formación estatal, en la Universidad Tecnológica Nacional y privada, en la Universidad Abierta Interamericana.

—¿Qué cursos o instrucciones te resultaron útiles como complementos a tu carrera?

—Mientas cursaba la facultad, seguí capacitándome en seminarios y cursos afines e interdisciplinarios como por ejemplo, Unified Modeling Lenguaje, análisis de datos, arquitecturas del software, nuevas tecnologías, entre otras. Cabe destacar que el estudio de idiomas, también fue parte relevante, ya que para actualizarse rápidamente hay que leer la bibliografía en el idioma de origen, con el plus de que los conceptos del autor no sufren alteraciones.

—Hablando de libros, ¿qué libros o autores fueron de referencia o de cabecera para ti en la etapa de estudiante?

—Existe un gran espectro en este sentido. Las especialidades dentro de la carrera son tan extensas que sería imposible recomendar solamente unos pocos. Pero me animo a recomendar sin duda alguna grandes autores que abarcan temas de manera integral y también aquellos que tratan temas puntuales. Por ejemplo, Thomas Cormen, William Stallings, Charles Leiserson, Craig Larman, Ronald Rivest, Andrew Tanenbaum, Abraham Silberschatz, Clifford Stein, entre tantísimos otros. Ningún libro de ellos defrauda.

—Sobre libros o autores no educativos sino recreativos, ¿cuáles prefieres? Tal vez, ¿relacionado a la tecnología también?

—Partiendo de la base de que los géneros que más me atraen son el distópico y el cyberpunk, los autores que más disfruto leer son William Gibson, George Orwell, Aldous Huxley, Ray Bradbury, Phillip Dick, Alan Moore, Masamune Shirow, Phyllis James, y algunos más. Del mismo modo grandísimos directores de cine que mezclan la distopía con el surrealismo como por ejemplo Hideaki Anno, Terry Gilliam, Fritz Lang, Luis Buñuel, David Lynch, David cronenberg, Alejandro Jodorowsky y la lista sigue.

—¿Qué tópico tuvo tu tesis de carrera?

—Mi tesis se basó en una plataforma virtual universitaria para uso docente y del alumnado desarrollada como modelo integral de negocio. Con la connivencia de varios docentes, testeamos el software online en varias cursadas de la Facultad durante todo el proceso de desarrollo. La contrapartida de la implementación fue muy buena. Esto dejó ver que la resistencia al cambio en el ámbito académico es cada vez menor.

—¿Recuerdas alguna materia que te hiciera “doler un poco la cabeza”?

—Si bien las matemáticas me encantan, no puedo olvidar materias como “Física de las Leyes de Einstein”, “Electromagnetismo en Estado Sólido II” y alguna otra que me estoy olvidando seguramente.

—¿Cómo o cuándo comenzó tu etapa profesional?

—Mientras cursaba la etapa final de la carrera, a mis 25 años, junto a un grupo de profesionales, fundé en la ciudad de Buenos Aires la primera empresa de Argentina en ofrecer servicios en plataformas inmersivas. Además de mi rol gerencial, me desempeñé como jefe de proyecto y desarrollador. Mi especialización me permitió ser el único programador en ese momento en la región del lenguaje orientado a objetos de Linden Lab y de Opensim.

leonardo penotti

Leonardo Penotti exponiendo en el Centro de Expresiones Contemporáneas.

—¿Recuerdas alguna interacción curiosa con tus primeros clientes? 

—Recuerdo una situación graciosa en dónde un cliente me dijo: “Sos el primer Ingeniero en Sistemas extrovertido que conozco”. Me causó mucha gracia.

—¿Qué proyectos o desarrollos fueron de mayor trascendencia o relevancia? Tanto para ti, cómo para el cliente.

—Tuve la oportunidad de llevar adelante proyectos inmersivos en el área política para el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el área educativa para la Universidad Argentina de la Empresa (U.A.D.E.), en Tics para la Red de Escuelas Medias, en gamificación para Sedal Argentina de la mano de la conductora Mariana Fabbiani y en el área multimedial para Radio Del Plata de la mano del periodista Jorge Lanata, entre otros. Finalizando esta etapa dicté algunos talleres y seminarios referentes al tema.

—¿Alguna anécdota que nos quieras contar de esa etapa?

—Podría comentar el periplo que fue registrar la empresa bajo el rubro de plataformas virtuales, ya que por esos años, no existía esa categoría. Es más, en el plano internacional aún no existía Oculus, ni Google o Facebook habían invertido en esta tecnología, por lo que no era de uso masivo. Aunque no voy a negar que fue por demás de divertida la experiencia con Jorge Lanata. Era la primera vez que se hacía un streaming en vivo conectando un programa de radio con una plataforma virtual accesible públicamente. Cuando él se enteró que yo era rosarino, recuerdo que bromeó: “Pero ustedes los rosarinos están en todos lados, no puede ser”.

—¿Un proyecto dentro de estos desarrollos que destaques por su trascendencia?

—Una experiencia muy gratificante fue ver uno de mis desarrollos educativos presentado en CNN en Español.

—¿Tienes algún proyecto o desarrollo que actualmente te entusiasme más que los demás?

—Me entusiasma mucho la consultoría I.T. en política y comunicación. A nivel internacional es más estructurado, pensando y con gran infraestructura de datos. Aquí muchas veces se realiza desprolijamente, cuando en realidad se puede hacer mucho mejor ya que contamos con los recursos humanos y la infraestructura necesaria. En ese sentido, trabajé en estrategias de campañas políticas virales e integradoras para candidatos a cargos ejecutivos, legislativos y centros distritales. Un abanico de trabajo que va desde el armado de la estrategia general, tracción y capitalización de recursos, pasando por el análisis de datos, hasta la capacitación de los usuarios finales. En este caso particular, me reservo comentar los nombres de los candidatos por cuestiones protocolares.

—¿Una experiencia personal o laboral que te haya marcado?

—Bueno, la vida siempre nos sorprende ipso facto. Por cuestiones de salud familiar, luego de la experiencia emprendedora/empresarial, volví a trabajar más cerca de casa. Organicé y llevé a cabo todo el proceso de recuperación y rehabilitación en la salud de mi madre. Con esa libertad de haber tratado de devolver todo lo que nos dieron y nos siguen dando nuestros seres más queridos, encaré nuevos desafíos con una visón reforzada de lo que es realmente importante en la vida. En lo personal, fue un punto de inflexión.

—¿Qué desafíos consideras que enfrenta un Ingeniero en Sistemas de Información hoy en día?

—La carrera posee muchas ramificaciones y aristas, por lo tanto se podrían cuantificar múltiples desafíos. Pero si hablamos de desafíos generales, podría centrarme en lo que un recién graduado o inclusive un Ingeniero con trayectoria tiene que lidiar, los estigmas del mote “reparador de PC”, “programador”, “hacker”, “diseñador de página web”, etc. Suena a broma, pero en nuestro país y en Latinoamérica en general, los Ingenieros en Sistemas son confundidos frecuentemente con otras profesiones técnicas. En adhesión a lo anterior, muchas veces, se asume erróneamente que el Ingeniero en Sistemas debe saber todo sobre tecnología, hardware, software o cualquier temática relacionada. Si bien es una carrera “relativamente” nueva comparada con otras que llevan siglos de antigüedad, hay un gran desconocimiento por parte de las personas en general, profesionales o no.

Esto no quita mi respeto hacia las personas que programan o reparan pc, etc., todo lo contrario, me refiero a la confusión y por ende a la mala remuneración del Ingeniero en Sistemas cuando se lo emplea para que realice una tarea que no es la suya. Un gran flagelo es que se lo exprime con sueldos de tecnicaturas, por ejemplo, aquellos quienes realizaron un curso de algún leguaje de programación, pero no tiene una formación universitaria. Y vuelvo a reiterar, no hablo sobre los demás profesionales, me refiero a que está mal contratar a un Ingeniero en Sistemas de Información para realizar única y exclusivamente el trabajo de un programador. Allí la culpa está en la empresa que sabe lo que está haciendo, pero sin embargo lo hace igual. El ingeniero posee una capacidad integradora, la vista de águila de los procesos, de los recursos humanos, de la infraestructura y de muchísimas tareas más que están contempladas en su formación universitaria.

—Si tuvieras que comenzar tu carrera profesional como emprendedor de nuevo, sabiendo lo que la experiencia te ha enseñado, ¿qué harías diferente? 

❝ Ser perfeccionista es lo que muchas veces me reprocho. 

—Es una respuesta difícil de cuantificar porque como seres humanos estamos expuestos a decisiones cada segundo de nuestra vida. Pero sí puedo afirmar que no me arrepiento de nada de lo que di como profesional, porque todo lo que desarrollé, lo hice a conciencia y con la misma profesionalidad, sin importar la envergadura del proyecto. Eso me deja tranquilo siempre, la honestidad. Ser perfeccionista es lo que muchas veces me reprocho.

—¿Qué consejos le darías a los profesionales o emprendedores que quieran ser exitosos?

❝ El valor agregado más importante de un profesional es su honestidad. Saber decir un “no” a tiempo. Y recordarles que se cuiden siempre de la ingeniería social, que es el hacking humano, ese es el verdadero troyano.

—Lo primero que haría es preguntarle a esa persona la definición de éxito según su visión. Suena a cliché, pero puedo afirmar empíricamente que el éxito es muy personal.

Para mí, el éxito es trabajar de lo que me gusta y tener la certeza de que mis afectos estén dónde quieran estar y felices. No me gusta dar consejos como si fueran máximas, pero sí, desde mi experiencia laboral puedo contar qué acciones resultaron positivamente. El valor agregado más importante de un profesional es su honestidad, si uno es honesto con su cliente y éste tiene la capacidad de ver y valorar esa honestidad, no dudaría en cerrar un trato con él. Con honestidad no me refiero solamente al hecho de no mentir, sino también a decir las cosas que el cliente no está preparado o no quiere oír, pero que al abrirse a ellas, obtiene un beneficio asegurado. Es decir, no ser políticamente correcto todo el tiempo. También ser lo suficientemente humilde para entender las exigencias irrealizables del cliente, pero poder llegar a un grado de empatía para educarlo para que pueda comprender que estás de su lado y lo haces por el bien de los dos. Crear una atmósfera de trabajo lo más tranquila y amena posible, tanto si te toca estar del lado de imponer las reglas, como del otro. Tratar de recordar que si uno es el que dirige el proyecto, es el líder del grupo, no el jefe, ese es un gran reto tanto profesional como emocional. Saber decir que “no” a tiempo, porque sostener un “si” en el tiempo, es imposible. Por último, recordarles que se cuiden siempre de la ingeniería social, que es el hacking humano, ese es el verdadero troyano.

—Hoy, ¿cuál es tu motivación principal? 

❝ Salir del área de confort es mi motivación. 

—Mi padre, cuando yo era un niño, siempre me decía una frase: “Siempre hay que cuestionar el funcionamiento de todo, agregar a la respuesta del otro un ¿y por qué?”. Jamás me olvido de eso, esa sed de conocimiento, de curiosidad, de estar siempre buscando algo nuevo, salir del área de confort es mi motivación. Cuando se habla que nuestra generación está bombardeada de información y por ende saturada, en mi caso no funciona así, porque considero que tenemos la capacidad de discernir qué o cuál información es la útil o la verdadera. Y si no se tiene esa capacidad, se puede pedir consejo a personas que la posean. En cuanto a motivación personal, considero, como comenté anteriormente, que ayudar al otro, es el mejor impulso y el más gratificante.

—¿Facebook o Twitter? y ¿por qué?

❝ Desde el punto de vista personal, me quedo con Twitter, es la red social más democratizadora. En Twitter, está al mismo nivel cualquier usuario que un político. 

Desde el punto de vista del uso personal, me quedo siempre con Twitter. Es la red social más democratizadora que existe. Para bien o para mal, actúa como vía de comunicación directa entre personas que jamás podrían cruzarse de otro modo. Digo para bien o para mal, porque obviamente cualquier persona que se esconda bajo una cuenta falsa tiene la impunidad de decir cualquier cosa y que otras la tomen como cierta, aunque la culpa la tienen estas últimas por no chequear la fuente. Pero lo bueno es que se puede hablar sin filtros con cualquier persona o personaje que uno quiera o necesite y además transmitir un mensaje que sea público para ser alcanzado por millones de personas sin necesidad de ser “amiga” de otra. En otras palabras, en Twitter puede quedar al mismo nivel un usuario o un político, se transforma en una comunicación horizontal, aunque no se aplique o sea válido en “la vida real”. Twitter  es “LA” herramienta comunicacional más importante en la red, es decir, se convirtió en la voz oficial de políticos, eventos, declaraciones periodísticas, etc. Un ejemplo vernáculo fue el primer debate de candidatos a presidente de la historia en Argentina y precisamente todas las voces políticas pasaron por esta red. Twitter es la red de participación activa o activista por naturaleza, por supuesto, si se usa bien.

Facebook en cambio, tiene un uso más pasivo, es decir, es el usuario el que espera a leer lo que está estipulado que lea para tener una experiencia mucho más placentera y sin debate externo. Inclusive el control de los comentarios tiene una metodología más restringida, ya que pueden ser borrados muy fácilmente por un administrador, es decir, una visión totalmente opuesta a la libertad de acción en Twitter. A modo de gracia, lo mejor de Twitter es no leer las cadenas que se comparten en los muros de Facebook.
Ahora, si hablamos de marketing, publicidad y cuestiones referentes a posicionamientos de marcas, este tópico debería contar con un análisis más minucioso, con otro sentido de la perspectiva y sería muchísimo más extenso para abordar.
Recuerdo que un evento de cómics pude realizarle una pregunta a David Lloyd, el ilustrador de “V de Vendetta” sobre el uso que hace “Anonymous” en las redes sociales de la máscara de Guy Fawkes y me dijo: “No apoyo ninguna causa injusta, ni ningún movimiento en particular, pero si la causa tiene un buen fin, no veo el inconveniente que usen cualquier tipo de máscara”. Sin entrar en temas más complejos como el caso PRISM u otros más polémicos cómo el uso de los datos privados de los usuarios en las redes sociales, me gustaría cerrar esta pregunta con una frase de Orwell que yo utilizo para referirme a la diferencia de utilización de las redes sociales:

“El periodismo consiste en decir cosas que alguien no quiere que digas; todo lo demás son relaciones públicas”.

Para mí, eso resume la diferencia en el uso personal entre Twitter y Facebook.

—¿Qué webs o blogs son tus referentes a nivel profesional? Esos que visitas con frecuencia para mantenerte actualizado…

—Me gusta leer los artículos a través de RSS, es decir, el texto lo más crudo posible. Sin ningún orden recomiendo especialmente las siguientes: Techcrunch, Wired, Thenextweb, Tech2, Mashable, Theverge., Forbes Technology, Nytimes Technology, Ars Technica, Cnet, Engadget, Lifehacker, entre tantas otras.

—¿Cómo te pueden seguir los usuarios?

—Mi sitio personal es penotti.com.ar y mis redes sociales son:
TWITTER: @penotti (twitter.com/penotti)
INSTAGRAM: @penotti (instagram.com/penotti)
LINKEDIN: linkedin.com/in/penotti.

 

 

Todo un ejemplo de pasión, dedicación y trabajo duro con el que ha sido un pacer hablar. Y si no lo conocías, espero que para ti también lo haya sido descubrirlo.

8 comentarios
  1. Facundo
    Facundo Dice:

    Muy interesante la entrevista y el mix entre lo humano y la profesión, esos valores que hoy ya no son tan comunes, enhorabuena!

    Responder
    • Erick Canale
      Erick Canale Dice:

      Así es Facundo.
      Gracias por tu mensaje! La verdad es que la entrevista esta llena de importantes puntos que dan para reflexionar.
      un abrazo

      Responder
  2. Mariana C.
    Mariana C. Dice:

    Hola a todos! Soy Ingeniera en Sistemas. Por fin leo un profesional que trata seriamente la confusión que se da entre los Programadores, los Diseñadores y los Ingenieros de manera muy respetuosa e inteligente. Muy buena entrevista!!!

    Responder
  3. Nicolás
    Nicolás Dice:

    Excelente visión sobre la diferencia entre twitter y facebook, coincido demasiado. Me dejó pensando en varias respuestas, eso fue lo que más me gustó. Original. Saludos a todos.

    Responder
    • Erick Canale
      Erick Canale Dice:

      Gracias Nicolás por tu mensaje! un abrazos

      Responder
  4. Rodrigo S.G.
    Rodrigo S.G. Dice:

    Muy bueno el concejo de “saber decir que no a tiempo”. Trataré de ponerlo en práctica en la medidad de lo posible. Muy buenas anécdotas. Soy Ingeniero también y este tipo de entrevistas con respuestas honestas y reales no abundan por la web, gracias.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.