5 claves para generar confianza (y mantenerla)

generar confianza

La confianza es la base imprescindible y más sólida sobre la que levantan las relaciones. Todo tipo de relaciones, las relaciones entre personas y también las relaciones de las personas con las marcas.
Si hablamos de negocios, es muy simple: confianza es igual a ventas. Y de las ventas depende el negocio. Sin embrago, la confianza no sólo influye en las ventas y el negocio, sino que su importancia es capaz de afectar y condicionar el día a día de cualquier profesional.

El hombre es totalmente dependiente de otros a la hora de lograr sus objetivos. Es así porque somos animales sociales. Y sólo a través de la confianza es posible lograr el favor de los demás… Eso sí, contar con ella abre a cualquier persona o marca todo un mundo de oportunidades. Es por ello que generar confianza y saber mantenerla es tan importante; pero, ¿cómo lograrlo?

Análisis

Hemos de tener en cuenta que de forma continua estamos siendo analizados. Nuestros actos, nuestras palabras, nuestra actitud y nuestra imagen hablan de nosotros, ofrecen información sobre nuestra persona a la personas o personas que nos observan; y de esa información sólo pueden resultar dos conclusiones: es una persona de confianza o no es una persona de confianza (aunque hay muchos grados de confianza).

Seguramente has escuchado muchas veces eso de que ‘se tarda años en construir la confianza y unos segundos bastan para destruirla‘. Y así es. Pasar de ser alguien de confianza a una persona de no fiar es fácil; sin embargo, lograr lo contrario no resulta tan sencillo.

Coherencia

Para ganarse la confianza de otras personas es imprescindible que nuestros actos, nuestras palabras, nuestra actitud y nuestra imagen sean coherentes entre sí. Si esa coherencia existe, el mensaje que percibe la persona que nos observa es un mensaje de armonía y el resultado es confianza. Si no existe, esa coherencia en un alto grado, interpretará que le estamos engañando y desconfiará.

Te pondré un ejemplo sencillo: Conoces a una persona que dice ser muy ordenada y organizada; sin embargo, ves que su lugar de trabajo es un auténtico caos y está repleto de elementos innecesarios que sólo sirven para entorpecer y dificultar su labor… Existe una clara incongruencia entre su imagen y lo que dice, ¿tú confiarías en esa persona?

Debes tener claro y siempre presente que cuanto más coherentes sean los mensajes que mandas al mundo, más confianza serás capaz de generar. Y para conseguirlo desbes prestar mucha atención a esos mensajes y hacer todo lo posible por que sean coherentes entre sí,. Desde luego, convertirte en lo que quieres proyectar es la mejor opción; así no tendrás que pensar ni planear lo mensajes, sino que serán coherentes sin siquiera proponértelo.

La imperfección te hace real

Somos imperfectos por naturaleza. Es por ello que cuando nos presentan algo como perfecto automáticamente desconfiamos y pensamos que está siendo falseado, maquillado.

Aceptar los errores, asumirlos y dejar que se vean -de vez en cuando-, puede ser positivo, pues te humaniza, te hace más real y más creíble (a ti, a tu marca, a tu compañía… ).

Transparencia

Mostrar claridad y transparencia es fundamental para generar y mantener la confianza.

Cierto es que, a veces, la transparencia total no es posible: por seguridad, por privacidad, por exigencias del negocio, por prudencia… En estos casos habrá que establecer prioridades. Aún así, trata de ser siempre lo más transparente posible.

Muéstrate, da la cara. Esta es otra forma de ser transparente. Y es más fácil que las personas confíen en alguien que se muestra abiertamente y sin tapujos, que en alguien que oculta su rostro, que no da la cara.

Compromiso

Las personas comprometidas que se toman en serio sus objetivos y que luchan por conseguirlos son personas que generan confianza en los demás. Cree en ti y trabaja para lograr lo que quieres.

________________

Para terminar y resumiendo: Cree en ti. Si no confías en ti mismo/a (en tu marca o en tu compañía), difícilmente alguien lo va a hacer. Es tu propia confianza la primera confianza que debes ganar. Y luego, persigue tus objetivos con perseverancia, mostrando siempre claridad, siendo coherente con los mensajes que envías al mundo y siempre con la verdad por delante.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.