2 razones por las que tus invitaciones de LinkedIn no obtienen respuesta

linkedin

Desde algún tiempo se ha generado un debate sobre la correcta utilización de LinkedIn. Unos apuestan por conectar a través de esta red social sólo con gente relacionada con tu trabajo o ámbito laboral que ya conoces, mientras otros apuestan por la invitación y conexión a través de estar red con otros profesionales que no conoces aún.

Como en casi todo en la vida, desde mi punto de vista, en el término medio está la virtud. No es cuestión de limitarse conectando sólo con quien ya conoces y tampoco se trata de enviar invitaciones a diestro y siniestro.

Digamos que lo ideal es que poco a poco aumente tu red con contactos de calidad.

Pero, independientemente de que esté de acuerdo conmigo, prefieras cantidad o sólo conectes con profesionales que ya conoces o crees que son relevantes para ti, siempre tendrás que superar un obstáculos para crear esas conexión: lograr que acepten tu invitación.

Para empezar, debemos tener en cuenta que el mensaje genérico no causará gran impacto y lo suyo es crear un mensaje personalizado. Parece obvio, pero no lo es tanto, aún muchos usuarios no se toman la molestia de personalizar sus mensajes. Y a los que sí lo han hecho, ello no les garantiza que vayan a aceptar su solicitud para conectar.

¿Cómo podemos evitar que ignoren nuestra solicitud?

 Tu mensaje no es significativo

¿Cuál de estos dos mensaje tiene más posibilidades de un respuesta positiva por tu parte?

  1. ¿Te gustaría conectar para mantenerte al día de nuestras novedades y lo que dicen nuestros clientes?
  2. He echado un vistazo a tu perfil y e gustaría conectar contigo para debatir posibles sinergia entre nuestras actividades.

Apuesto a que eliges el segundo, ¿verdad?

Entonces, asegúrate de que tu mensaje se ajusta más al segundo mensaje, procura que tenga un objetivo, que muestre la razón de un posible beneficio mutuo.

No existe un objetivo

De nuevo me reafirmo que no es una cuestión de cantidad, sino de hacer tu red con contactos de calidad. He ahí el kid de la cuestión.

Cierto es que cuento mayor sea nuestra red a mayor número de personas llegamos. Pero cierto también es que los beneficios obtenidos sólo haciendo llegar nuestro mensaje, no suele superar el 10% de la estrategia. El otro 90% se basa directamente en las relaciones que establezcamos de forma directa a través de una búsqueda productiva. Esto significa que debes tener muy claro cuál es tu público objetivo y centrarte en él…

Antes de enviar una nueva invitación para conectar a través de LinkedIn, pregúntate:

  • ¿Qué quiero conseguir a través de esta red?: ¿Más clientes?, ¿aumentar las ventas?, ¿aumentar mi visibilidad en la Red?, ¿internacionalizar mi negocio?, ¿encontrar colaboradores?
  • ¿Cuáles son mis objetivos de aquí a 3 meses? ¿Y mi objetivo pasados 6 meses?
  • ¿Quienes son las personas idóneas con las que puedo conectar para alcanzar mis objetivos?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.